« Home | UNA ORACION » | FIEBRE MUNDIALISTA » | REGRESE »

historias para pensar

blog
Eran dos vecinos. El primer vecino le compró un conejo a sus hijos. Los hijos del otro vecino, le pidieron una mascota al padre. El hombre compró un cachorro de pastor alemán.Diálogo entre los dos vecinos:- Pero él comerá a mi conejo!- De ninguna manera. Piensa, mi pastor es cachorro. Crecerán juntos, serán amigos. Entiendo de animales. No habrá problemas.Y, parece que el dueño del perro tenía razón. Juntos crecieron y amigos se tornaron. Era normal ver el conejo en el patio del perro y al revés.Los niños, felices con la armonía entre los dos animales.Un día, el dueño del conejo fue a pasar un fin de semana en la playa con su familia y el conejo se quedó solo. Eso era un viernes.El domingo, a la tardecita, el dueño del perro y su familia tomaban una merienda, cuando entra el pastor alemán a la cocina. Traía el conejo entre los dientes, todo inmundo, rebentado, sucio de sangre y tierra, muerto.Casi mataron al perro de tanto agredirlo. Decía el hombre:- El vecino tenía razón, ¿y ahora?La primer reacción fue agredir al perro, echar el animal, para ver si el aprendía un mínimo de civilidad.- ¡Sólo podía dar en eso!Algunas horas más y los vecinos iban a llegar.- ¿Y ahora? Todos se miraban.El perro, pobre, llorando allá afuera, lamiendo sus heridas.- ¿Ya pensaron como quedarán los niños?¡No se sabe exactamente de quien fue la idea, pero parecía infalible!- Vamos a bañar al conejo, dejarlo bien limpito, después lo secamos con el secador y lo ponemos en la casita en su patio.Como el conejo no estaba muy roto, así lo hicieron.Hasta perfume le pusieron al animalito. Quedó lindo, parecía vivo, decían las niños. Y allá lo pusieron, con las piernitas cruzadas, como conviene a un conejo durmiendo. Luego después oyen a los vecinos llegar. Notan los gritos de los niños. ¡Lo descubrieron! No se pasaron cinco minutos y el dueño del conejo vino a tocar a la puerta. Blanco, asustado. Parecía que había visto un fantasma.- ¿Qué pasó? ¿Qué cara es esa?- El conejo... el conejo...- ¿El conejo qué? ¿Qué tiene el conejo?- ¡Murió!- ¿Murió? ¡Aún hoy por la tarde parecía tan bien!- ¡Murió el viernes!- ¿El viernes?- ¡Fue, antes de que viajáramos, los niños lo enterraron en el fondo del patio!La historia termina aquí. Lo que ocurrió después no importa. Ni nadie sabe. Pero el gran personaje de esta historia es el perro. Imagine al pobrecito, desde el viernes, buscando en vano por su amigo de infancia.Después de mucho olfatear, descubre el cuerpo muerto y enterrado.¿Qué hace él? Probablemente con el corazón partido, desentierra el amigo y va a mostrarle a sus dueños, imaginando poder resucitarlo. El ser humano, continúa juzgando a los otros por la apariencia, aunque tenga que dejar esta apariencia como mejor le convenga.Otra lección que podemos sacar de esa historia, es que el ser humano tiene la tendencia de juzgar anticipadamente los acontecimientos sin antes verificar lo que ocurrió realmente. Cuantas veces sacamos conclusiones equivocadas de las situaciones y nos creemos dueños de la verdad?Esto es para pensar bien en las actitudes que tomamos...y pensar antes, pues puede ser demasiado tarde

Luna: muy buena esta historia, porque esta señalando lo importante que resulta pensar antes de actuar solo por reflejo, dejandose llevar por las simples apariencian, las que todos deberian saber ya que engañan. Un aprendizaje necesario es el de saber medir las consecuencias de los propios actos, para no actuar de un modo injusto con nadie,porque de hacerlo asi mereceriamos tambien ser tratados nosotros injustamente, y sin derecho a la queja.

Cuanta verdad hay en este ralato, querida Lunita. Como juzgamos primero antes de conocer, que injustos somos tantas veces... dejandonos llevar por las apariencias.
Además, el protagonista es un perro y yo aún estoy demasiado sensible ...
Besos.

la fortaleza en el ego de los humanos es un adorno que le crece todos los dias,que lo han llevado a crear leyes que se protejan de ellos mismos,nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario,pero la superioridad mental y razional del humano lo ha llevado a creerse dios en este planeta,besos mi luna!!!!!!!!

uuff luna ¡ cuánto tardé en llegar al comentario!! ya te ibaa enviar un mail para saber que sucedía con el blog..
en fin..dicen que siempre debiéramos actuar como si dios nos observara..
tal vez hablar como si los cielos nos oyeran...
un abrazo grande..muchos cariños desde la montaña. rené

Cuanta pena me dio este relato!!
pero como bien decis, solemos siempre actuar antes de pensar, y pensamos tantas veces ekivocadamente!

Muy lindo, un beso grande!

soLo puedo decir ke me he kedadO sin paLabrasz y con un nudO en la garganTaa....
de vdd cuantasz vecesz juzgamosz o hacemosz nuestrasz propiasz conclusionesz sin pensar en la verdadera intencion de lasz personasz...
un besotE niña!! cuidatE!!!

p.d. io se ke iegara una iLusion pronto pero ia stoi kansada de iLusionesz kiero algo de verdad!!

Pobre pato... pobre perro... que pena me dan los dos y que inútil me parece el vecino, porque... si el pato y el perro eran amigos, se supone que los vecinos tambien ¿no? entonces llegamos a la conclusión de que hay una falta de comunicación entre vecinos:

"Oye vecino! mi pato se murió"

Moraleja: Los animales tienen más sentido común que nosotros, pero lo más triste de todo es que me da una pena enorme el Pato! de que murió? me he llevado un disgusto muy grande Lunita, esto no me lo hagas más, de todos modos tranquila que falta de comunicación entre nosotros no habrá y entenderte te entiendo a la perfección, eres mi IDOLA jajajaja ah otra cosa más: Vecino eres un capullo que además de maltratar al perro ocultas las huellas de un supuesto crimen al que se supone que es tu vecino y amigo... que cruel es esto Lunita!

de todos modos te quiero mucho ya lo sabes jejeje un beso muyyyyy gordo "el de las cejas grandes" :P

No era un conejo, en realidad era un pato pero Lunita os oculta información...

This is very interesting site... »

Very cool design! Useful information. Go on! film editing schools

Post a Comment